EL EVANGELIO APETITOSO

Con un par de ingredientes extra, ¿el evangelio que escuchas y enseñas es tan apetitoso, que sacia temporalmente al viejo hombre? ¿O lo hace morir y lo santifica para la gloria de Cristo?

Una atractiva imagen de hamburguesa había quedado grabada en mi mente, y pensaba, voy a ahorrar y a la próxima me la compro. Pocos días después, no lo resistí y fui al restaurante a ordenarla, casi la podía saborear en mi boca, ese tocino, queso mozzarella, aguacate, doble carne, hogos…

-“¿Orden 21?” -¡Yooo! (dije) -“Aquí tiene señorita, que disfrute” -¡Gracias! (respondí)

No me aguantaba por abrir el envoltorio, al llegar a la mesa y sacar la hamburguesa…. Me levanté de nuevo con la hamburguesa y me dirigí al mostrador:

-¡Disculpe señorita! (exclamé) -¿Dígame? -Creo que me dio una orden equivocada. (Dije) -No, usted ordenó nuestra nueva especialidad, esa es… – … (Sin decir nada, solo me regresé a mi mesa decepcionada)

¡Era mentira! (Pensé). Busqué la imagen en las redes sociales de esa hamburguesa y observé unas letras muy pequeñas abajo que decía “Imagen con fines ilustrativos y comerciales”. Es decir, de esa manera las empresas están quedan exentas de cualquier demanda por publicidad engañosa. Pero pronto me di cuenta que eso no pasa sólo en los restaurantes… sino también en las iglesias.

Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina. (Tito 2:1)

Una de las cosas más vergonzosas por las cuales el Señor me va juzgar en aquel día, sin duda será la enseñanza de un evangelio apetitoso. Ofrecí un falso cielo, un falso infierno y una falsa vida en la tierra.

-Buenos días me permite un minuto de su tiempo. –Emmm, si claro. -Dice Romanos 10:9 que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor serás salvo. Todos queremos ir al cielo y Dios este día puede escribir tu nombre en el libro de la vida, ¿Qué debes hacer?, solo repetir una oración después de mí. ¿Te gustaría hacerlo? –Bueno, está bien. -(Oración) ¡Bienvenido a la familia del Señor! Si alguien te vuelve a preguntar a donde irá tu alma cuando mueras, tú debes responder: “Al cielo porque ya recibí a Cristo en mi corazón”. Te invito a la iglesia este próximo domingo. Tendremos domingo de disfraces, vendrán artistas invitados, car show, patinaje, música, comida gratis, dramas, y mucho más. –¿Ah enserio? Suena bien…

Y en pocos meses había adquirido gran “habilidad para evangelismo”, tanto así que presentaba decenas de almas que ganaba cada día. ¡Qué vergüenza me da contarlo!

Si todos los cristianos creemos que la Biblia es inspirada e inerrante ¿Porque las personas enseñan mal y porque otros creen estas malas enseñanzas? Sencillo, porque no creemos en la suficiencia de las Escrituras. Tenemos que agregarle algo al evangelio o incluso reemplazarlo, para que las cosas funcionen en mi vida, encuentre la solución a mis problemas, o la gente acepte al dios que predico que no es el mismo de la Biblia.

Constantemente voy a librerías cristianas, lastimosamente, lo que menos encuentro es el Evangelio. Hay gran abundancia de libros herejes de famosos personajes, con llamativos títulos, donde me apuntan a un evangelio apetitoso (con una publicidad engañosa en letras pequeñas). “5 pasos para ser prospero”, “El poder de declarar”, “Dios no está enojado contigo”, “Tu milagro está cerca”, “Dios, mi salvavidas”, etc….

El antídoto para la ignorancia, es el conocimiento. Pero ojo, no todo conocimiento es digno de ser creído, debe ser filtrado por el discernimiento y la comprobación en la teología bíblica.

“Enseguida los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas a Berea…” (Hechos 17:10a) “(los de Berea)…recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando diariamente las Escrituras, para ver si estas cosas eran así. Por eso muchos de ellos creyeron…” (Hechos 17:11b-12a) Pablo, el gran apóstol y maestro de la Escritura, fue con Silas a Berea y los que estaban en la sinagoga escucharon el conocimiento que el llevaba, pero se fueron a las Escrituras para corroborar si lo que Pablo les enseñaba era digno de ser creído. ¡Gran ejemplo! ¿Tú escudriñas en la Escritura lo que te predican?

En una página sobre psicología en las redes sociales publicaron la siguiente frase: “la forma más elevada de la inteligencia humana es la capacidad de observar, aprender y escuchar sin juzgar”. Y en miles de páginas cristianas y púlpitos propagan esta misma idea, una tolerancia a la ignorancia de las Escrituras. Esto es lo que ha hecho que el Evangelio de gracia que salva y santifica sea sustituido por el Evangelio que divierte, entretiene, da milagros y prospera. Nos quieren robar el privilegio de ser críticos bíblicos.

El evangelio apetitoso, es un falso evangelio. ¿Por qué? Porque debo quitarle a Dios sus atributos o disminuirlos y agregarle algo para que sea atractivo y aceptable.

Disminuimos su ira, juicio y santidad y magnificamos su amor, perdón y bondad. Y esa es una de las principales características de un falso evangelio, porque conlleva a que tratemos el pecado con superficialidad, poniéndonos en contra del Espíritu Santo. “Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio” (Juan 16:8). Actualmente en las iglesias casi nadie quiere confrontar de pecado, primero, porque prefieren ofrecer una falsa felicidad, atractiva y pasajera que un gozo por la eternidad, y segundo porque no tienen las credenciales morales para confrontar de pecado. Solo los falsos maestros se jactan de que no mencionan el pecado en su predicación porque “Dios es amor”…olvidan mencionar que también es fuego consumidor (Hebreos 12:29). Un evangelio que dice ser una buena noticia, debe revelar primero cual es la mala noticia (Romanos 3:23). Aunque los pastores digan que en la iglesia no se debe enfocar en el pecado del hombre, el Espíritu Santo sí lo hace. El ministerio del Espíritu Santo, abrir las mentes a las Escrituras (Lucas 24:45) y convencer al mundo de pecado (Juan 16:8). Pastores y líderes, si creen que al no encarar concretamente, con ímpetu, amor y mansedumbre a los hombres su condición depravada tendrás una iglesia grande y estable, se equivocaron, el Espíritu Santo anda bastante lejos de su vida y ministerio. Y lo peor de todo, que es evidente en la vida pecaminosa que muestran. Tenemos miedo de hablarles a los hombres de su impiedad, de lo airado que está Dios, por ello, nunca pueden amar a Dios.

Martín Lutero dijo: “No solo somos responsables de lo que decimos, sino también de lo que no decimos”.

El detalle es que ni siquiera entendemos el Evangelio, por eso, evangelizamos mal, hemos cambiado la salvación por gracia, por el “decisionismo”.

-“Decida seguir y recibir a Jesús hoy”, y la gente juega con el falso libre albedrío. Nadie es libre, ni es bueno, todos somos esclavos, la diferencia es que unos de Cristo y otros de Satanás.

“Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; no hay quien entienda. No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno” (Romanos 3:10-12).

Hoy todos confiesan que Jesús es El Señor, hasta los demonios lo hacen. Pero no puedes andar por ahí diciendo que Jesús ya te salvó, si sigues viviendo un ateísmo práctico. Porque entonces, ¡no te ha salvado de nada! La regeneración es la evidencia de la salvación previa.

En el evangelismo bíblico, tenemos la autoridad de decirles a los hombres cómo ser salvos y tenemos la autoridad de enseñarles los principios bíblicos de la seguridad del creyente. Pero NO TENEMOS LA AUTORIDAD DE DECIRLE A NADIE QUE ES SALVO. ¡Esa es obra únicamente del Espíritu Santo de Dios! Creemos que hablar del evangelio un par de minutos es todo el trabajo. ¡No! Esa es apenas la punta del iceberg. Después de la predicación es cuando realmente empieza el trabajo evangelístico. “Hagan discípulos” (Mateo 28:19). El siguiente paso es ocuparse de las almas, exponerlas frecuentemente al evangelio y discipularlas.

¡El Evangelio Bíblico DEBE ser lo más incómodo que escuchemos, la iglesia DEBE ser el lugar más incómodo del mundo! Cada día que llegamos a la iglesia, debemos ser confrontados con nuestros pecados y Cristo debe ser exaltado.

“¿Busco ahora el favor de los hombres o el de Dios? ¿O me esfuerzo por agradar a los hombres? Si yo todavía estuviera tratando de agradar a los hombres, no sería siervo de Cristo”. (Gálatas 1:10)

Hoy, nuestras iglesias guardan silencio en lo que a separación del mundo se refiere. En una encuesta que se realizó en Estados Unidos preguntaron a un grupo de jóvenes inconversos si tenían amigos creyentes y no creyentes, todos respondieron que sí. Posteriormente preguntaron si veían alguna diferencia en la vida de sus amigos creyentes, en comparación con la vida de sus amigos inconversos. Tristemente, el 85% de los estudiantes dijeron que no hay ninguna diferencia en el actuar de los creyentes y no creyentes. Eso solo significa algo, el mundo está dentro de las iglesias.

“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia?” (2 Cor. 6:14). ¡Nada! “¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” (v. 14). ¡Ninguna! Las tinieblas son lo opuesto a la revelación de Dios.

El evangelio más apetitoso, es aquel que permite mantener mi pecado en secreto y vivir en un evangelio antropocéntrico. Este, se encuentra en las iglesias contemporáneas, un lugar donde puedo ser exaltado por mi servicio o el puesto que tengo dentro de la iglesia, un lugar donde nadie me confronta, porque “solo Dios puede juzgar”, donde el pastor y los líderes son los que menos se parecen a Cristo, pero “no importa, porque la mirada debe estar puesta en Jesús y no en los hombres”, un lugar donde puedo llegar a cantar, a gritar y a hacer cualquier ocurrencia siempre y cuando diga que es para “exaltar” a Dios y “glorificar” Su Nombre, un mágico lugar donde los fondos son utilizados para actividades religiosas, donde lo que menos se hace es predicar el Evangelio. Manteniéndonos así en un círculo vicioso de activismo religioso.

Si sales embarazada fuera del matrimonio está bien, si dejas a tu esposa por otra está bien, si hay violencia en tu familia está bien, si robaste un poquito de la ofrenda está bien, si eres alcohólico o drogadicto está bien, si ves pornografía o te masturbas está bien, ¡aaa! Pero si quieres ir en contra de la doctrina del circo, perdón, de la iglesia, ¡eres un hereje! Que quizás ni salvo eres. (Nótese el sarcasmo).

¡Cuidado! Olvidamos un maravilloso atributo de Dios: Justicia. Si decimos que Dios es un Juez Justo, ¡tenemos graves problemas! Porque eso implica que no te puede perdonar nuestro pecado.

¡SORPRESA! Así es, la justicia de Dios no te dejará impune. Y cuando los libros sean abiertos, si tu nombre no está en el libro de la vida (donde desde antes de la fundación del mundo Dios decretó quienes serían salvos), Dios te juzgará por tus obras. El Juez, es tan justo, que no importa que tan “bueno” hayas sido, un pecado es suficiente para mandarte al lago de fuego.

Recuerden nuestro primero verso, “Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina”. (Tito 2:1)

El evangelio no necesita ser maquillado para que la sociedad lo acepte, es que, debemos entender que nadie lo quiere aceptar, y que nadie es capaz de creerlo. Quienes lo entienden, lo aceptan y ahora viven por él es porque Dios así lo decretó en su soberana gracia.

¡HUYE DEL FALSO EVANGELIO! Puede ser que todo este tiempo hayas estado adorando a un dios, pero no es el Dios de la Biblia.

Tengan cuidado: no se dejen llevar por quienes los quieren engañar con teorías y argumentos falsos, pues ellos no se apoyan en Cristo, sino en las tradiciones de los hombres y en los poderes que dominan este mundo. (Colosenses 2:8)

CUIDENSE DEL EVANGELIO QUE PARECE APETITOSO, es publicidad engañosa.

La inanición teológica de los pastores es el resultado de seminaristas haraganes. La congregación que está desnutrida en la palabra tiene 2 culpables que serán juzgados con justo juicio: su pastor, por haragán al no dedicarle tiempo suficiente al estudio de las Escrituras y la misma congregación, por haraganes al no escudriñar las Escrituras.

Es importante comprender que no todos los líderes cristianos que están equivocados son lobos, razón por la que los ancianos deben prepararse, navegar la doctrina errónea con una actitud caritativa y deben estar listos para presentar defensa de la verdad hacia las personas piadosas que creemos que tienen unas creencias y prácticas equivocadas.

Pero cuando un anciano ve un lobo, debe estar dispuesto a “descubrir” la identidad del lobo por la seguridad espiritual de las ovejas. La enseñanza falsa es una cuestión de vida eterna frente a la muerte espiritual.

(1 Timoteo 1:18-20) “Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia, manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual NAUFRAGARON en cuanto a LA FE algunos, de los cuales son HIMENEO y ALEJANDRO, a quienes entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar.”

Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos un juicio más severo. (Santiago 3:1)

PARA MEDITAR: -¿Por qué razón están en tu iglesia actual?, ¿Estás siendo atraído con cualquier cosa menos por el evangelio? -¿Eres una pieza clave de autorizad que está permitiendo que el evangelio maquillado y tergiversado? -¿Vives una vida piadosa que puede respaldarte en el día del Juicio que has nacido de nuevo? -¿Dedicas suficiente tiempo para el estudio de la Escritura y eres crítico como los de Berea?

“Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe” (Mateo 24:4)

“…estad preparados, porque a la hora que no pensáis vendrá el Hijo del Hombre” (Mateo 24:44)

Un comentario sobre “EL EVANGELIO APETITOSO

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s