¿De dónde viene la palabra «menonita»?

¿De dónde viene la palabra «menonita»?

Los primeros cristianos de esta tradición se llamaban unos a otros sencillamente hermanos y hermanas. Luego las iglesias estatales perseguidoras los llamaron anabaptistas (rebautizadores), aunque ellos preferían llamarse Taufgesinnt («bautizadores de creyentes», en alemán). Por fin se les dio el apodo de mennistas, mennonistas y últimamente menonitas, por asociación con Menno Simons, un sacerdote holandés convertido al anabaptismo en 1536, que organizó y dio estabilidad doctrinal en torno a la Biblia a los hermanos de Holanda, Alemania, Dinamarca y Polonia hasta su muerte en 1561.

En los Países Bajos se llaman a sí mismos Doopsgezinden («bautizadores de creyentes», en holandés). En Etiopía se llaman Meserete Kristos («Cristo el Fundamento»). En Indonesia las dos principales asociaciones de comunidades menonitas se llaman oficialmente Iglesia Evangélica de Java e Iglesia Cristiana Unida Muria Indonesia. En Honduras una de las comunidades menonitas más grandes se llama sencillamente Organización Cristiana Amor Viviente.

Los menonitas ámish, o sencillamente ámish, son un ramal de la familia menonita, escindido en Suiza en el siglo XVIII por diferencias de opinión sobre la severidad de la disciplina requerida para mantener pura la comunidad cristiana.

Los Hermanos en Cristo surgieron en Pennsylvania (EE.UU.) en el Siglo XVIII, como movimiento de renovación evangélica con raíces en el anabaptismo del Siglo XVI. No se consideran menonitas, propiamente dichos, pero por sus fuertes vínculos con el anabaptismo, participan de lleno en el Congreso Mundial Menonita.

En los países de la antigua Unión Soviética, los remanentes de una muy numerosa colonia menonita se llaman hoy bautistas y comulgan plenamente con las congregaciones bautistas provenientes de otras tradiciones.

La Iglesia de los Hermanos (Church of the Brethren) tampoco es propiamente menonita. Reconoce sin embargo raíces en el anbaptismo; y al ser una de las «iglesias históricas de paz» (que renuncian a toda violencia en imitación de Cristo), mantiene estrechos vínculos con el mundo menonita.

Más detalles…

Los Menonitas, grupo religioso proveniente del Anabaptismo/Anabautismo del siglo XVI, toma su nombre de Menno Simons, sacerdote católico holandés convertido a la fe Anabautista, cuyo moderado liderazgo, después de los excesos militantes del fanático Reino Anabautista de Munster (1534-35), restableció el equilibrio al movimiento. Simons estuvo activo en los Países Bajos y también dejó seguidores en Holstein y a lo largo del Bajo Rin y el Báltico.

Los Menonitas rechazaron el bautismo infantil, hacer juramentos, el servicio militar y la mundaneidad. Practicaban una fuerte disciplina de iglesia en sus congregaciones y llevaban una vida sencilla, honesta y amante, a imitación de los primeros cristianos. Según lo resumido por la Confesión de Dordrecht de 1632, los principios teológicos menonitas enfatizan la influencia directa del Espiritu Santo en el corazón del creyente y la importancia de la Biblia, con su mensaje de salvación mediante la experiencia mística de la presencia de Cristo en el corazón.

Puesto que los Menonitas se negaban a asumir cargos públicos, servir como policías o militares o hacer juramentos de lealtad, se les consideró subversivos y, como tales, fueron duramente perseguidos. Estas persecuciones condujeron varias veces a la emigración de los grupos menonitas: a las colonias americanas (1683), donde se establecieron en Pennsylvania; a Rusia (1788); y de Rusia, a Norteamérica y a América Latina en el siglo XX. En Europa, gradualmente fueron logrando tolerancia en Holanda, Suiza, el Palatinado y Alemania del Norte.

En el Nuevo Mundo, el Menonismo se ramificó en varias facciones, de las cuales, la (Antigua) Iglesia Menonita, todavía la más grande, es el grupo originario. Otros grupos incluyen la Iglesia Menonita de la Conferencia General y la Iglesia de los Hermanos Menonitas. La Iglesia Amish, así llamada en honor de Jacob Ammann, un obispo menonita suizo del siglo XVII, sigue aislada y conservadora; la antigua Orden Amish evita la tecnología moderna en la agricultura y manufactura, lleva ropa anticuada sujeta por broches en vez de botones, tiene culto en hogares privados y continúa hablando una amalgama de inglés y alemán (“holandés de Pennsylvania”). Los Amish Conservadores difieren solamente en su adopción del inglés y de escuelas domincales. Las iglesias se reúnen cada seis años en la Conferencia Menonita Mundial. Los Menonitas norteamericanos residen principalmente en Pennsylvania, Ohio, Indiana, y Kansas. Muchos viven también en Canadá.

Lewis W Spitz

El nombre anabaptista o anabautista proviene del idioma griego y se refiere a “rebautizar” o “bautizar de nuevo”. Dicho nombre les fue impuesto a los anabaptistas por sus detractores, pues los primeros consideran inválido el bautismo infantil. Los anabaptistas abogan por el bautismo de creyentes (de acuerdo con su interpretación de Marcos 16:16), adultos, pues por una parte consideran que los niños son salvos (según Mateo 18:2-4) y por otra parte consideran al bautismo como símbolo de fe, la cual no manifiesta un bebé.

<!–more–>

<!–more–>

<!–more–>

<!–more–>

Source

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s